94362564738' src='https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js'/>   Directores de emisoras se reunieron para tratar el tema y colaborar en elevar la calidad de la música urbana en el país | DTUATU.NET

martes, 29 de abril de 2014

Directores de emisoras se reunieron para tratar el tema y colaborar en elevar la calidad de la música urbana en el país

Tomando en cuenta las ventajas de penetración y el papel que las estaciones de radio juegan en la difusión de la música en el país, LISTÍN DIARIO invitó a su desayuno a cinco directores de emisoras y radiodifusores, Ramón Lluberes (Mon), Ángel Sosa (Junior), Marino Vásquez, Joel Henríquez y Ángel Tejeda, veteranos de la radio y quienes tienen en sus manos la misión de programar y dirigir muchas de las estaciones que difunden música urbana. En ese sentido, se les convocó para tratar el tema que desde hace unas semanas este diario ha estado debatiendo y que tiene que ver con elevar la calidad de las letras de la música urbana, a propósito de los temas que suenan hoy de manera insistente, muchos de los cuales hacen uso de frases sexistas, violentas y sensuales.
Los cinco directores se comprometieron a contribuir con la calidad de la música urbana y firmaron un acuerdo tendente a elevar la calidad de la lírica de este movimietno musical.
(+)
BUSCA FORTALECER EL MOVIMIENTO URBANO

Hay que recordar que la intención de esta campaña no es de censurar, ni de hacer desaparecer la música urbana de la radio, por el contrario, tal y como lo dejó saber Ramón (Mon) Lluberes, director de Escándalo 107.5 FM, y de otras estaciones del país, esta iniciativa busca fortalecer el movimiento urbano que ha ido creciendo en los últimos años con nuevos exponentes, pero que a nivel lírico se ha quedado rezagado en la temática que en sus inicios le dio resultado a muchos del exterior (boricuas) y del patio.
Por el adecentamiento de la música urbana
Ángel Tejeda, director de La Vakana, 105.7 FM, tenía sentado en su oficina a uno de los intérpretes urbanos criollos que buscan abrirse paso en este género. El tema que le llevó le gustó, pero tenía una palabra que le chocó inmediatamente lo escuchó. Definía a la mujer como “vagabunda”, un calificativo que él lo encontró ofensivo y denigrante para un ser que debe ser tratado con delicadeza, como es la mujer. 
“Yo recuerdo que le dije que si a él le gustaría que a su madre le dijeran esa palabra, por lo que le recomendé que por favor le quitara esa palabra”. Como este caso que contó Tejeda, han sido muchas las situaciones que se presentan respecto a la música urbana.
Ellos, los directores y programadores de radio del país, han debido luchar contra esta situación que tiene frenada esta música, en ciertos aspectos, tomando en cuenta que aún hay una clase que no la acepta y que hay clubes que no contratan exponentes urbanos que no presenten en su música cierta calidad musical (letras y propuesta).    
LISTÍN DIARIO ha puesto en marcha una campaña para elevar la calidad de la música urbana y, en consecuencia, ha abierto el debate partiendo de declaraciones emitidas por expertos de diferentes áreas que abordaron la realidad de esta situación.
En esta ocasión el encuentro con cinco directores de emisoras y radiodifusores, Ramón (Mon) Lluberes, Ángel Tejeda, Joel Henríquez, Junior Sosa y Marino Vásquez, tuvo el propósito de comprometerlos para que ellos, como parte importante de la difusión de esta música, puedan colaborar en la misión que se plantea este diario de elevar la calidad de la música urbana. 
Es por tal motivo que se elaboró un acuerdo a través del cual los radiodifusores se comprometieron a trabajar para que los exponentes urbanos encuentren letras más hermosas y apropiadas para complementar su música.
Lo que dice
El acuerdo de seis párrafos cita en el tercero que “hay maneras de remediar parte del enorme daño que esto puede causar en la formación de las nuevas generaciones, que son las más vulnerables al contagio de esta oferta programática. Una de ellas es la supresión de los contenidos inadecuados por parte de los que programan las radioemisoras que frecuentemente las difunden buscando el mayor nivel de audiencia”.  A propósito de este párrafo el radiodifusor Marino Vásquez, aclaró que ya ellos (los cinco presentes), suprimen cualquier palabra que no pueda ser difundida por la radio, aunque el tema en el Internet suene íntegro, tomando en cuenta el alcance que tiene este medio hoy día y el público que puede estar del otro lado escuchando. “Nosotros hemos tenido ese cuidado de editar las canciones que nos vemos en la obligación de poner porque están pegadas, y lo hemos estado haciendo así”, confirmó Vásquez.
Otro de los párrafos cita que: “Ante este panorama, los suscriptores y programadores, directores y/o radiodifusores de emisoras dominicanas que apoyan la música popular, atendiendo el clamor de la sociedad dominicana de que se mejoren los contenidos líricos en la música, se comprometen a regular, revisar y ejercer mayor control de los contenidos que sean interpretados como inadecuados y que incentivan la violencia de género, la ridiculización de la mujer, la discriminación, la exposición sexual, las palabras vulgares o de doble sentido y la promoción de sustancias prohibidas y uso de armas”.
Ramón (Mon) Lluberes exhortó a los demás directores de emisoras urbanas o que difunden esta música a que se sumen a esta propuesta que lo único que procura es “el fortalecimiento del género urbano”. Además, propuso que se integren todos los sectores que intervienen en la difusión y pegada de la música urbana, como las asociaciones de DJ.
El director de Supra 107.5 FM,  Joel Henríquez, valoró este paso y lo calificó de oportuno. “Creo que este pacto ayudará porque muchos de esos muchachos necesitan orientación, porque uno da lo que tiene y ellos tal vez no saben que se pueden hacer las cosas mejores y que como quiera la gente los escuchará”, sostuvo.   
Según los radiodifusores, la radio le ha hecho aportes al género, y aunque algunos exponentes se resistan a su importancia a la larga les permite pasar a otro estatus y que les llamen para presentaciones, aunque ellos, recurran a las redes y a la Internet para dar a conocer su música. “Ellos tal vez no saben que son líderes y que tienen incidencia en muchos jóvenes”, sostiene Tejeda.
Junior Sosa recordó el impacto de esta música. “Para salir del aire un género tiene que venir otro más fuerte y la música urbana está en un buen momento”.
(+)
ESTABLECER CÓDIGOS

Este acuerdo tiene el interés de “contribuir a la elevación de la calidad de la música popular en un momento histórico que registra una gran aceptación en el pueblo dominicano y que tanto quienes la producen como los consumidores deben aprovechar para establecer códigos y patrones que la hagan permanecer en el tiempo y como parte de la cultura dominicana sin la necesidad de incentivar antivalores”, dice el párrafo final de este acuerdo que fue elaborado por este diario y que se pondrá en marcha desde ya en diferentes estaciones de radio donde se difunde esta música.

0 comentarios:

Publicar un comentario